CORTV
Siguenos: Facebook Twitter Youtube Instagram

Muere el cantante Prince, icono del pop.

21 de abril, 2016
Comunicación Social

Prince, el genio de Minneapolis, murió este jueves por la mañana en su casa-estudio de Paisley Park, situado en Chanhassen, Minnesota, según confirmó su agente. Tenía 57 años y preparaba sus memorias. El cantante, compositor, arreglista e instrumentalista estaba considerado como uno de los músicos más innovadores de su era y contaba con éxitos mundiales como “Little Red Corvette”, “Let’s Go Crazy” y “Purple Rain”. Las causas de la muerte se desconocerán hasta que se le practique una autopsia, lo que puede tardar varios días.

Nacido como Prince Rogers Nelson, bajito en su metro y cincuenta y siete centímetros de estatura, el artista era conocido por ser una persona muy reservada. Prince llevaba varias semanas luchando contra una persistente gripe que, a comienzos de mes, lo obligó a cancelar dos conciertos. Aunque seguía sin estar totalmente recuperado, el artista sí realizó el que tenía previsto en Atlanta el pasado jueves 14. Al día siguiente, sin embargo, cuando regresaba a su casa, su avión tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Moline, Illinois, donde fue tratado durante varias horas en un hospital. No se reveló en ese momento la causa de la emergencia médica.

Cuando se lee ahora, la crónica que escribía el pasado sábado el Minnesota Star Tribune para alejar los rumores de que el cantante estaba al borde de la muerte es dolorosamente premonitoria. “Prince está vivo y bien”. Acababa de regresar a casa tras el susto sufrido un día antes y quería demostrarle a su público más fiel, ese que vivía en la misma ciudad de Minneapolis, que se encontraba en forma pese a llevar semanas arrastrando una gripe que no se lograba quitar.

En los años 90, Prince cambió su nombre por el símbolo impronunciable “símbolo del amor” y se tatuó en su mejilla la palabra “esclavo”, como forma de protesta por las condiciones contractuales impuestas por su sello discográfico Warner. También fue llamado “el artista antes conocido como Prince” o por la abreviatura “TAFKAP”.

El hombre que hace unos años descubrió la religión y se acercó a Dios, quien se transformaba en un brutal Jimmy Hendrix, salvaje James Brown o se volcaba en el funky de Kiss, hacía cada vez menos referencias al sexo en sus conciertos debido a su conversión en Testigo de Jehová.

Su vida privada estuvo salpicada de romances, ya fuera Madonna, Kim Bassinger o Carmen Electra. El cantante estuvo casado dos veces. La primera con la bailarina y cantante puertorriqueña Mayte García, con quien tuvo un hijo que moría días después del nacimiento aquejado del síndrome de Pfeiffer. Su segundo matrimonio fue con Manuela Testolini Nelson. El cantante estaba divorciado y preparaba unas memorias que ya nunca verán la luz.

El artista, nacido en Minneapolis el 7 de junio de 1958, irrumpió en la escena musical a finales de los setenta y alcanzó el éxito una década después con álbumes eternos como “1999” o “Purple Rain”. Su madre, Mattie Shaw, era cantante en el mismo grupo en el que tocaba un pianista aficionado con el que se casaría. Se llamaba John L. Nelson y la banda Prince Roger Trio. De ahí surgió el nombre del que llegaría a ser un icono del pop. Cuando Prince tenía siete años, sus padres se divorciaron. El pequeño se quedó con el piano de su padre. Con el tiempo, el joven se transformó en un virtuoso de la música que tocaba con maestría la guitarra eléctrica y manejaba hasta una veintena de instrumentos diferentes.

Icono entre los iconos, el músico fue una figura incontestable de la música popular de los últimos 30 años. No solo se va un músico mayúsculo. Gracias a su visión innovadora y a su poderosa estética, era un verdadero emblema del pop. Durante la década de los años ochenta, fue uno de los artistas más importantes, dando forma a principios de la década a lo que se conoció como el sonido Minneapolis, que se caracterizaría por su influencia del funk y el R&B dentro de una concepción pop. Fue su gran aportación en la década en la que el pop dominó las listas de éxito.

Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2016/04/21/actualidad/1461258202_723790.html